Google+ Followers

lunes, 28 de enero de 2013

DISCRIMINACION EN LA ANDA


México DF 28 de Enero del 2013


Compañeras y compañeros miembros de la ANDA. Compañeros de la prensa  y Público en General:


Como muchos de ustedes saben, desde el 2010 he buscado la inscripción de mi esposo Jaime Rubén Morale Beltrán como beneficiario en el servicio médico de nuestra Asociación Nacional De Actores. Derecho que como trabajador me corresponde, toda vez que vengo cumpliendo cabalmente con mis obligaciones de agremiado desde hace ya casi 25 años.


La respuesta, de el 3 de Noviembre del 2010, de la entonces Secretaria de Previsión Social, María Rojo, fue que estaba de acuerdo con mi solicitud de reformar el estatuto y reglamento. A dos años de no haber sido promovidas dichas reformas y por consiguiente el derecho de registrar a mi esposo, he acudido al CONAPRED (CONSEJO NACIONAL PARA PREVENIR LA DISCRIMINACIÓN) donde levanté una queja.


Les comparto anexo el documento que en 1a respuesta y a nombre del Comité Ejecuticvo de la ANDA, recibí y recibió el CONAPRED por conducto de nuestro Apoderado General Lic. José de Jesús Juárez Rodríguez:







Me apena y me indigna profundamente la prejuiciosa y homofóbica respuesta de nuestro “Apoderado ”, al no reconocer que se trata de un Matrimonio entre Personas del Mismo Sexo, donde machistamente da por hecho que como gays: Jaime Yo, debemos de asumir el papel de hombre o mujer como acurre en las parejas heterosexuales. Me pregunto, si así fuera, ante este argumento: ¿Se me aceptará el ingreso, si yo cambio en mi solicitud la palabra “Esposo por Esposa”? O ¿Tendré otra insustentable respuesta?

Por otro lado, tratando de evadir la responsabilidad y la necesidad de reconocer que nuestro estatuto y reglamento  incurren en discriminación y sin cuenta de sus argumentos, nuestro apoderado acepta que también  que se discrimina a las MUJERES-SOCIAS, negándoles el derecho de inscribir a sus esposos sin otra justificación que la de ser MUJERES. Olvidando, como abogado, que CONSTITUCIONALMENTE en México: ”Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el genero, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religion, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas ...  (ART. 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos)

El argumento de que: Bajo los principios de IGUALDAD, DERECHO y JUSTICIA, principios en los que se basa nuestro Estatuto y bajo los cuales, según el escrito: “Se ha dado un trato equitativo a todos los miembros que integran este Sindicato” Es tirado inmediata e incoherentemente a la borda en su siguiente párrafo: “… y ninguna esposa en general puede inscribir como su beneficiario al esposo…”.


Se de los problemas económicos y políticos por lo que atraviesa nuestra amada Asociación y también se de la buena voltuntad del Comité Ejecutivo Nacional para sacarla adelante, pero ante la imposibilidad en estos dos años de tener, hasta ahora, una respuesta conciliatoria y considerando que el Martes 29 de Enero del 2013 se cumple el plazo de 3 días en el que la ANDA deberá responder de Nuevo al CONAPRED, me veo en la necesidad de compartir esto a la opinion pública, esperando que coadyuve a tener una respuesta favorable a mi derecho, no sin antes reiterar mi ofrecimiento de buscar con respeto y diálogo la transformación de nuestra Asociación en una Asociación de vanguardia e incluyente, que reconozca y trabaje por los derechos y necesidades de todas y todos los agremiados.

La transformación social es un derecho irrenunciable y todas las Instituciones que pretendan sobrevivir, deberán actualizar sus conceptos y valores rectores de tal forma que continuen respondiendo a las necesidades y demandas de nuestro tiempo. Seguro estoy que nuestro gremio está preparado para elCAMBIO, para cumplir con lo que ordena la LEY y para hacer de la ANDA una Asociación democrática, incluyente y fuerte.

Por su atención y comprensión, muchas gracias:

Felipe Najera y Familia